Vilarnaucart

Algunas claves para afrontar un entorno turbulento en el sector de la fabricación de envase y embalaje

VUCA

No es ningún secreto que en el mundo actual, altamente globalizado e hipercomunicado, el brote de la COVID-19 ha desencadenado una situación de gran volatilidadincertidumbrecomplejidad y ambigüedad (VUCA por su acrónimo en inglés).

¿Cómo podemos los responsables de pequeñas y medianas empresas del sector del envase, embalaje y acabados gráficos hacer frente a este tipo de entornos?

Aprovechar las oportunidades que se originen, romper la resistencia al cambio, tener iniciativa y anticiparse con un buen análisis de nuestro sector, son algunos “must” para superar estas situaciones e incluso salir reforzados de ellas. Vamos a desgranar el término VUCA que tanto se oye últimamente, para dar una humilde opinión sobre posibles planes de acción:

Ante la volatilidad, flexibilidad

Eventuales lockdowns, riesgo de falta de suministro y las guerras de precios hacen que conceptos tan asentados en el sector industrial como la producción lean y el just-in-time pierdan cierta validez en el entorno actual. En este contexto, protegerse de las oscilaciones con stocks de seguridad e incluso excedente de personal, puede ser vital para mantener nuestros estándares de servicio y calidad y no perder cuota de mercado. 

Ante la incertidumbre, información.

Y con ello no nos referimos solamente a la que encontramos en los medios de información accesibles a todos, sino aquella que tenemos mucho más cerca y se obtiene de escuchar. Escuchar a nuestro equipo comercial, “bajar al taller” y charlar no solo con el responsable de producción sino con nuestros operarios de máquina, personal administrativo, responsables de mantenimiento,… en definitiva quienes viven el día a día de la empresa. Esta es la mejor manera de tener un mapa de la situación actual, y evitar así la incertidumbre que genera la falta de comunicación y claridad.

Ante la complejidad, simplificación y foco.  

No es momento de abarcar absolutamente todo. Centrarse en nuestros clientes clave y asegurar que podremos responder en tiempo y forma a sus necesidades. En este contexto hay que tener especial cuidado con la falta de coordinación y control que genera tener externalizados algunos procesos. Por ejemplo, puede que los  procesos de troquelado y contraencolado los externalice ya que considero que no aportan un valor añadido diferencial a mi producto. Sin embargo, la pérdida de control de estos procesos intermedios, puede acarrearme un retraso en la entrega y como consecuencia un riesgo de no cumplir con mis clientes clave.

La solución es tener métodos para asegurar que nuestros proveedores nos servirán correctamente, o integrar estos procesos con pequeñas inversiones en maquinaria (aquí es donde nosotros podemos ayudarte 😉).

Ante la ambigüedad, ser valientes.

Puede parecer contradictorio con el punto anterior, pero es difícil anticiparnos a nuestra competencia, si no tenemos a nuestro equipo pensando en maneras de hacer mejor las cosas. Una buena opción es fomentar la experimentación a bajo coste y sin alto riesgo para la empresa, dando un mensaje a nuestro equipo, que no es necesario estar seguros de que se va a tener éxito, para intentar algo nuevo. 

Y nosotros, ¿Qué hemos hecho?

Como especialistas en maquinaria para la conversión del cartón en Vilarnaucart hemos hecho lo posible para ayudarte a responder a esta situación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos nuestras cookies propias y de terceros con objeto de comprender cómo se utiliza nuestra web y apoyar nuestras campañas de marketing.